Presentación

He creado esta página con la intención de mantener un contacto más directo con mis alumnos de la carrera de Bibliotecología y Periodismo de la Universidad de Playa Ancha, a través de la cual incorporaré permanentemente textos de estudio, guías de reforzamiento, mapas conceptuales, mapas dinámicos, informaciones y otros recursos didácticos destinados a facilitarles el aprendizaje de los contenidos programáticos.

lunes, 30 de marzo de 2009

El Legado de Grecia Antigua


Los elementos más significativos de la cultura occidental tienen su origen en la antigua Gre­cia. De ahí provienen los principios funda­mentales del derecho y del gobierno, concep­tos básicos de las ciencias y matemáticas, ideas centrales del pensamiento filosófico, normas y formas esenciales de las artes y le­tras, las raíces de muchas palabras de las len­guas modernas. Por su valor ejemplar la cul­tura griega constituye una cul­tura clásica.



LA GEOGRAFÍA

1.- El Espacio Físico.

Grecia, se encuentra en la extremidad sur de la península balcánica. Ubi­cada al sureste del continente europeo y baña­da por el Mar Mediterráneo, Jónico y Egeo. Se interna en el mar con una gran cantidad de costas despedazadas en que se perfilan numerosos golfos, como el de Corinto; islas, como la de Eubea y la de Délos, y penín­sulas como el Ática y el Peloponeso. Al E se encuentra el Mar Egeo, poblado de islas que constituían un puente hacia las regiones coste­ras del reino de Lidia, en Asia Menor. Entre ellas se encuentran los archipiélagos de las Cícladas, de las Espó­radas e islas como Samotracia, Lesbos, Quíos. Samos, Délos, Naxos, Milos, Cos y Rodas. Ce­rrando el Mar Egeo por el sur, se encuentra la isla de Creta. Las costas occidentales de la península balcánica están bañadas por el Mar Jónico.


video



2.- La Influencia de la Geografía.

Los griegos encontraron en su país ventajas y desventajas geográficas que supieron aprovechar.

a) El carácter montañoso del país impidió la unidad política. El aislamiento, como consecuencia de las dificul­tades de comunicación motivadas por su accidentado relieve, acostumbró a los griegos a la independencia, al regionalismo y al separatismo. A su vez, el fraccionamiento en multitud de islas y de pequeños valles rodeados de montañas impidió la formación de unidades políticas extensas. Cada ciudad poseyó leyes, estilos artísticos y modelos culturales que la diferenciaban de las demás. Sin embargo, existió una conciencia colectiva de pertenecer a la Hélade como unidad superior al estrecho mar­co de cada ciudad-estado.

b) El carácter marítimo de Grecia facilitó las influencias culturales. Las regiones costeras, con numerosos entrantes en el mar resultaban propicias para la navegación lo que facilitó el contacto con otras culturas.

c) El clima simplificó la vida material. El clima mediterráneo facilitó la formación de una raza activa, vigorosa y sobria. El griego no necesitó gastar sus energías en la lucha contra el frío ni enervarse por obra de un calor excesivo.

d) La pobreza del país lanzó a los griegos al mar. No obstante las ventajas climáticas, Grecia era un país de suelo pobre, de campos pedregosos, de escasa tierra vegetal y falto de agua, por lo que su agricultura fue insuficiente para alimentar a toda su población. El mar fue entonces, la vía de expansión por excelencia (y casi única) de la cultura griega para buscar en el exterior los recursos naturales que no producía su tierra.




LA POBLACIÓN


1.- El Origen de los Griegos.

Los más antiguos habitantes conocidos de Grecia fueron los pelasgos (http://es.wikipedia.org/wiki/Pelasgos) que se encontraban en la edad de la piedra pulimentada o neolítica. Hacia el año 2000 a.C., Grecia fue invadida por las primeras tribus de pueblos indoeuropeos, los Aqueos (http://es.wikipedia.org/wiki/Aqueos), que introdujeron el caballo y desarrollaron una cultura aldeano campesina. A esta civilización, que viene a ser la primera etapa de la evolución cultural de los griegos, se le ha llamado micénica, por ser el reino de Micenas, su centro más notable. Cada ciudad o agrupación de tribus era gobernada por medio de una monarquía patriarcal. Después de civilizarse, lo aqueos conquistan Creta y Troya (1450-1280 a.C.). Bajo el influjo del medio geográfico y de las enseñanzas de los marinos egeos, los aqueos terminaron por convertirse en diestros navegantes.


Alrededor del año 1200 a.C., Grecia fue invadida por un nuevo pueblo helénico que venía del norte de la Península de los Balcanes. Los Dorios (http://es.wikipedia.org/wiki/Dorios) aunque bárbaros disponían de armas de hierro, lo que les permitió vencer a los aqueos y destruir sus ciudades. Los dorios se concentraron principalmente en el Peloponeso. En cuanto a los aqueos vencidos, muchos de ellos emigraron hacia Asia Menor. Otros cayeron bajo la dominación de los dorios. De la mezcla de los distintos grupos emergió el pueblo griego.



LA EXPANSION COLONIZADORA



1.- Factores de la Expansión.

Uno de los acontecimientos más importantes de la historia de los griegos, es la rápida expansión de este pequeño pueblo por las costas del Mediterráneo. Esta vigorosa expansión del pueblo helénico comenzó cuando los aqueos, huyendo de los conquistadores dorios, fueron a buscar libertad y reposo en las costas del Asia Menor.

Otras causas de las migraciones fueron:

a) Las luchas políticas y sociales que se producían en las ciudades de Grecia que originaban la emigración de los vencidos, que preferían el destierro antes de continuar en ellos en una condición de inferioridad.

b) El aumento de la población y la estrechez del territorio que provocaban la emigración de los elementos más pobres, en busca de tierras en otras comarcas.

c) Razones económicas, como la necesidad de materias primas y la busca de mercados comerciales. Los griegos instalaban factorías en otros países que poseían aquellas riquezas.

d) El espíritu aventurero de los griegos, propio de los pueblos de comerciantes y navegantes.




2.- Requisitos para la Colonización.

Para establecer una colonia se elegían luga­res cercanos a la costa, de fácil acceso, pero protegidas por montañas y con buenos puer­tos. La elección del lugar iba precedida de la consulta hecha a Apolo en el Oráculo de Delfos (http://es.wikipedia.org/wiki/Oraculo_de_Delfos). El proceso de colonización estaba íntima­mente asociado con las ideas religiosas: cons­tituía una ceremonia religiosa. Los griegos que iban a fundar una colonia, llevaban consigo tierra de Grecia y la esparcían en el lugar elegido. Llevaban también el hogar o fuego sagrado, así como imágenes de sus dioses. De este modo, se mantenía un lazo de unión cultural de lengua y costumbres entre los colonizadores griegos, cualquiera fuese el lugar en que se instalaran.


3.- Importancia de la Colonización.

a) Puso en contacto a los griegos con las antiguas civilizaciones orientales, lo que les permitió asimilar sus adelantos y sumarlos con los que habían tomado de los egeos.

b) Llevó la cultura griega a los países semibárbaros del Occidente, ya que dicha cultura penetró en Italia, Sicilia, Galia y España por intermedio de las colonias.

c) Las colonias conservaron el espíritu aventurero y desarrollaron la iniciativa individual de los griegos.

d) Contribuyó a la tranquilidad de las ciudades de Grecia, pues proporcionó un campo de actividades a todos los descontentos con el régimen político o con el orden social.

e) La idea de nación griega nació en las colonias.


LA POLIS


1.- La Organización de la Polis.

Las polis eran auténticos "estados en miniatura" en pequeñas comarcas (valles, una isla) que tenían corno centro una ciudad. Cada una era económica, religiosa y políticamente independiente. Su prestigio y poder variaban de una a otra polis: a veces, algunas se unían en ligas o anfictionías (http://es.wikipedia.org/wiki/Anfiction%C3%ADa) en las que la polis más importante imponía su hegemonía.

Las ciudades poseían una fortaleza o acrópolis, que era el lugar de residencia del dios de la comunidad: allí tenía su templo y se le rendía culto. Esa colina fortificada sirvió de re­fugio en caso de peligro.




Los reyes que gobernaban inicialmente las ciudades-es­tado griegas, veían limitado su poder por los jefes de familia de las tribus, los cuales forma­ban un Consejo de nobles que el rey debía consultar acerca de cualquier asunto de impor­tancia. Las instituciones que se fueron conformando y asesoraban al rey, fueron el Consejo de ancianos que se pro­nunciaba sobre la paz y la guerra y arbitraba los conflictos privados; y la Asamblea del pueblo.

2.- Características de la Polis.

a) Territorio reducido. El fraccionamiento territorial de Grecia, determinó la pequeñez de la polis que por lo general no pasaba de unos cuantos kilómetros cuadrados.

b) Escasa población. Las polis tenían pocos habitantes debido a su escaso territorio, la pobreza del suelo y la emigración. Para Aristóteles, los ciudadanos debían ser poco numerosos a fin de que pudieran actuar debidamente en la vida política. Para hacer un buen gobierno debía haber pocos ciudadanos, generalmente no más de 10.000. Platón llegó a fijar el número ideal en 5.040.

c) Carácter religioso. Como no había una casta sacerdotal, la polis absorbió a la iglesia y se identificó con ella, de suerte que negar el respeto a los dioses de la polis era poner en peligro la existencia misma del Estado. Los crímenes más graves de que se podía acusar a un ciudadano eran, por esto, la traición, el sacrilegio y la impiedad. Todo acto cívico era precedido de una ceremonia religiosa.

d) Centros de la polis. La ciudad era defendida desde una colina fortificada o acrópolis (http://es.wikipedia.org/wiki/Acropolis). Los ciudadanos se juntaban para conversar y comerciar en el ágora (http://es.wikipedia.org/wiki/Agora), plaza pública o mercado. Se reunían en asamblea política o ecclesia, así como el consejo de ancianos sesionaba en el bouleuterión (http://es.wikipedia.org/wiki/Bouleuteri%C3%B3n). Además, toda polis contaba con un templo, gimnasio, teatro, estadio y puertos si la polis era marítima.

3.- Evolución Política de la Polis.


En general, las polis siguieron diversas etapas políticas, aunque Atenas atravesó por la siguiente evolución: Monarquía, Aristocracia (http://es.wikipedia.org/wiki/Aristocracia), Plutocracia o timocracia (http://es.wikipedia.org/wiki/Timocracia) , Dictadura legal, Tiranía (http://es.wikipedia.org/wiki/Tiran%C3%ADa), Democracia (http://es.wikipedia.org/wiki/Democracia_ateniense).





LA RELIGION


1.- Características Generales.

La religión griega, además de ser poli­teísta, era antropomórfica. Pero los dioses no sólo tenían figura humana, sino que eran considerados al igual que los hombres, con sus mismos vicios y virtudes, aunque con algo que los ponía por encima de ellos: la pose­sión de la inmortalidad y la omnipotencia. Se alimentaban de néctar y ambrosía por lo que se conservaban eternamente jóvenes.

Los dioses no vivían apartados de los hombres ni de sus asuntos. Constantemente, se mezclaban en éstos y en las vidas de aquéllos.

La religión griega no desarrolló moral alguna. Tampoco se planteó los problemas de la vida, del más allá y de la salvación.

Junto a los dioses, existían en la mitología griega unos seres intermedios entre dioses y mortales: eran los héroes, hijos de un dios y un mortal. Algunos de los principales fueron: Aquiles, Hércules, Teseo, Edipo, Jasón, etc. (http://www.elhistoriador.es/greciaheroes.htm).

2.- Los Dioses Griegos.

En un principio, según los griegos sólo existía el Caos, un gran espacio abierto, una masa carente de estructura. Tenía fuerzas intrínse­cas latentes las que, al organizarse, originaron y perpetuaron la vida. La Tierra, Gea (://es.wikipedia.org/wiki/Gea), era la condensación de esta materia: ella junto con Eros, el amor, fueron los creadores de toda la vida. Los dioses nacieron de alguna manera de esta materia infor­me y de la fuerza ordenadora. En ella también se engendraron los vegetales, animales y el hombre mismo.

Para los griegos Gea, era la progenitora y la Madre universal. La función de padre fue asumida primero por Urano, el cielo, después por Cronos, el tiempo, y finalmente por Zeus, consagrado como padre de los dioses y de los hombres.


Los dioses principales eran los "olímpicos" (http://es.wikipedia.org/wiki/Dioses_griegos), llamados así porque vivían en el monte Olimpo, presididos por el más importante de todos: Zeus (Júpiter), que era el dios supremo, padre de los dioses, que encarnaba la protección, la disci­plina y la justicia. Era omnipotente, estaba por encima de todos los dioses: es el señor de la vida y de la muerte.


Hera (Juno), hermana y esposa de Zeus, era la reina del Olimpo. Personificaba la familia, el amor conyugal, la fidelidad y la maternidad.

Atenea (Minerva). Según la tradición, fue hija de Zeus y de Metis, la prudencia. Encarnaba la inteli­gencia y la sabiduría Era la protectora, tanto en la guerra como en el trabajo diario. Represen­taba la lucha racional y justa, cuyo objetivo era defender ideales elevados, difundir la cultura y asegurar la paz.

Apolo (Febo), dios de muchas facetas, representa­ba la luz solar, sin la cual nada era posible para los griegos Encarnaba la iluminación espiritual y física. Era guía de pastores, faro de navegan­tes, fertilizador de la tierra, inspiración de los artistas y protector de la salud. Era el principal arquetipo de la belleza masculina.


Poseidón (Neptuno). Era representado erguido con un tridente en las manos: una de sus piernas se apoyaba en una roca o sobre el lomo de un delfín, tenía una expresión de gran viri­lidad y de extraordinaria fuerza. Era el dios de las aguas, los terremotos y las tempestades. Vivía en un hermoso palacio en las profundidades del Mar Egeo. Hermano de Zeus, se lo consideraba casi su igual.

Hades (Plutón), hermano de Zeus, es el dios de los infiernos, de las regiones subterráneas y de las sombras de los muertos. De su poder dependen las semillas vegetales y los tesoros ocultos, por lo que se le conoce como “el rico” (Plutón) de donde viene el término plutocracia.

Ares (Marte), hijo de Zeus, simbolizaba la guerra. Vivía constantemente acompañado del Terror y la Discordia. Nunca fue totalmente aceptado por los griegos, que siempre estuvieron más inclinados al comercio, a las artes y a la sabiduría que a la guerra. Era un dios cruel que consti­tuía para ellos un mal necesario.

Hermes (Mercurio) era el mensajero del Olimpo, protector de los viajeros y mercaderes. Entre sus cualidades estaba la elocuencia, que le permi­tía comerciar, discutir y convencer fácilmente. Era dador de bienes, corredor infatigable, por lo que se le representaba joven, bello y ágil. Fue también la divinidad protectora de las fuerzas germinativas y el encargado de conducir a las almas de los muertos al más allá.

Afrodita (Venus). Era la diosa de la belleza y del amor, genuina repre­sentante de la mujer. Representaba el saber sobre la vida y la muer­te. Afrodita encarnaba el poder reproductor de la naturaleza a quien se confiaba el futuro de la especie.

Artemisa (Diana) era hermana de Apolo. Se la representaba con un arco. Diosa de la caza, su reino eran las montañas, bosques y lagos. Era al mismo tiempo protectora de los animales salvajes, porque trataba de preservar su vida, evitando una caza indiscriminada, sobre todo en las épocas de gestación. En este mismo sentido, era protectora de la juventud y encar­naba la virginidad.

Hefestos (Vulcano), Hijo de Zeus. Es un dios cojo y bienhechor, la dividad del fuego y los volcanes. En su fragua forja las corazas y las armas de los dioses ayudado por los cíclopes.

Dionisio (Baco), dios del vino y de la alegría a través del vino.

Deméter (Ceres). Hija de Cronos, es la diosa de la agricultura y la protectora de los cereales.

Hestia (Vesta). Diosa del fuego del hogar (http://docs.icarito.cl/mm/2006/dioses.swf)

3.- Los Juegos Griegos.

Carácter profunda­mente religioso tuvieron los grandes juegos griegos. Los convocaban las anfictionías; se celebraban en honor de un dios.

Fueron un auténtico lazo religioso y deporti­vo: un importante componente de unidad entre los griegos que acudían de las distintas polis, aunque no fuera para competir. Los más impor­tantes fueron los Olímpicos, que se celebraban en la ciudad de Olimpia, en honor de Zeus. Los Juegos Píticos se celebraban en Delfos en honor de Apolo, los Ístmicos, en Corinto, bajo el patronazgo de Poseidón, y los Nemeos, en Nemea, en honor de Zeus.

LA CULTURA



1.- El Legado Griego a Occidente.

La cultura griega del “Siglo de Oro” (V) ateniense, sintetizó todos los elementos del pasado hasta dar forma a una cultura clásica. Esta cultura exalta fundamentalmente el valor y la dignidad del hombre, de tal manera que el desarrollo físico, de las artes, la ciencia, la literatura, la filosofía, la política y la economía son todas formas que permiten al ser humano el pleno desenvolvimiento de sus potencialidades. Esta fe en el hombre aún vive en la tradición de Occidente y es, entre muchos otros, el valioso legado que los griegos han dejado a la cultura occidental.

a) La filosofía o "amor a la sabiduría".

La filosofía griega constituyó el gran intento por conocer al hombre y a la naturaleza, utili­zando la razón. Ese racionalismo griego se convirtió desde entonces en la piedra angular de lo que se viene en llamar civilización occi­dental, de la que somos descendientes directos.

Las primeras manifestaciones de la filosofía griega se dieron en Asia Menor. Los pensado­res anteriores a Sócrates (presocráticos), Ta­les de Mileto, Anaximandro, Anaximenes, Heráclito, Demócrito y muchos otros ten­dían más a la explicación de la Naturaleza, buscaban afanosos la arjé o principio genera­dor del mundo (http://es.wikipedia.org/wiki/Arje).

Con Sócrates (http://es.wikipedia.org/wiki/Socrates) la filosofía se hizo antropocéntrica. "El hombre es la medida de todas las cosas", diría Protágoras de Abdera. Sócrates enseñó una filosofía práctica sobre dos puntos funda­mentales: el conocimiento de sí mismo y la práctica de la virtud. Propuso la búsqueda de la verdad como ideal de la juventud.

Platón (discípulo de Sócrates y fundador de la Academia) desarrolló en sus Diálogos una alta concepción filosófica fundamentada en las ideas, de las cuales el bien es la supre­ma; la realidad concreta del mundo es simple reflejo de ese plano ideal (http://es.wikipedia.org/wiki/Platon).

La filosofía griega llegó a su culminación con la figura de Aristóteles (http://es.wikipedia.org/wiki/Aristoteles), quien preconizaba que la verdad estaba en el mundo exterior y el hom­bre debía obtenerla a través de su razón, rec­tamente aplicada. Para ello desarrolló los fun­damentos de la lógica, siendo tam­bién el iniciador de la Metafísica. Para Aristóteles, el ideal era el equilibrio, el término medio entre la razón y el instinto. Este equilibrio era también el ideal político y artístico de la Grecia clásica.

De estos tres grandes filósofos, tomará la filosofía escolástica medieval y moderna la de­finición sintética de que "la verdad, la bondad y la belleza son una misma cosa". El triple ideal griego, reducido a la unidad, se ha transmitido así a la cultura universal.

b) La ciencia griega, hija predilecta de la filosofía.

Los griegos vinculaban todas las ciencias con el pensamiento filosófico abstracto. Definirse filósofo era anterior a definirse científico. Así, Platón hizo escribir a la entrada de la Aca­demia: "No entre aquí quien no sepa geome­tría".

Matemática y Física. Pitágoras (http://es.wikipedia.org/wiki/Pitagoras) consideró que los números son la clave para entender el universo. La apreciación sensorial de vibracio­nes obtenidas por cuerdas situadas a interva­los regulares permitió a Pitágoras elaborar una completa teoría de la armonía. Aunque el lla­mado teorema de Pitágoras (en un triángulo rectángulo, el cuadrado de la hipotenusa es igual a la suma de los cuadrados de los dos catetos) ya era conocido por egipcios y babilonios, el griego supo desa­rrollarlo y transmitirlo. En la época helenística, con la escuela de Alejandría, fundada por Euclides, la Geome­tría llegó a su más alto desarrollo.

La Física tuvo su principal representante en Arquímedes (http://es.wikipedia.org/wiki/Arquimedes), quien desarrolló su famoso principio, la teoría de la palanca, el tornillo, el rayo de calor, etc.

Geografía y Astronomía. La Geografía conoció un progreso decisivo en la primera época alejandrina (siglo IV a. C.), merced a los grandes viajes de Piteas, que llegó hasta la isla de Thule (para algunos. Islandia): y a las obser­vaciones de Heráclides que habló ya de la rotación de la Tierra y de la traslación de los planetas Mercurio y Venus alrededor del Sol. Aristarco de Samos (http://es.wikipedia.org/wiki/Aristarco_de_Samos) defendió incluso el mo­vimiento de la Tierra en torno al Sol. Con ello, la teoría, heliocéntrica atribuida a Copérnico, ha­bría existido ya dieciocho siglos antes. Eratóstenes (http://es.wikipedia.org/wiki/Eratostenes) midió con aproximación la lon­gitud de un grado del meridiano terrestre. Bajo la dominación romana, brilló el griego Claudio Ptolomeo (http://es.wikipedia.org/wiki/Claudio_Ptolomeo), autor del primer mapa­mundi conocido.

Medicina. Hipócrates de Coses (http://es.wikipedia.org/wiki/Hipocrates) considerado el padre de la medicina. Elaboró una ética de la profesión, que se recoge en el juramento hipocrático (http://es.wikipedia.org/wiki/Juramento_Hipocratico), vigente en la actualidad. La es­cuela de Alejandría impulsó también la medici­na, destacando Teofrasto, con una historia de las plantas medicinales, y Nicandros, con un tratado sobre los contravenenos. En plena dominación romana, sobresalieron los médicos Galeno (http://es.wikipedia.org/wiki/Galeno) y Claudio Ptolomeo, ya citado por sus trabajos geográficos.

La Historia. Aunque al principio la prosa no tuvo mucho éxito como medio de expresión en Atenas, en el siglo V a. C. fue cultivada por historiadores y filósofos que le darían gran prestigio. Heródoto (http://es.wikipedia.org/wiki/Herodoto) a quien Cicerón llamó "padre de la Historia", vivió en el siglo V a. C. Sus obras constituyeron, con la Biblia, la fuente de noti­cias más importante de la Antigüedad. En “Los Nueve Libros de la Historia” se muestra como un narrador ameno de los he­chos de su época. Narró la historia del Imperio Persa y el desarrollo de las guerras persas. Tucídides (http://es.wikipedia.org/wiki/Tucidides) fue, después de Heródoto, el más importante de los historiadores griegos. Vivió también durante el siglo V a. C. En su Historia de la Guerra del Peloponeso introdujo la his­toria científica y objetiva. Jenofonte cierra el ciclo de grandes histo­riadores griegos. Probablemente, vivió entre el 430 y 355 a. C. En su famosa obra Anábasis, narró la retirada de los 10.000 griegos que fueron a Persia en ayuda de Ciro el Joven contra Darío II. Además de obras históricas, Jenofonte (http://es.wikipedia.org/wiki/Jenofonte) escribió otras de contenido econó­mico, político y moral.

c) El arte.

Poesía dramática, épica y lírica. Como en otros campos de la civilización, la literatura griega estableció los cauces futuros de nuestra literatura occidental. Con ella se crearon géne­ros tan importantes como el dramático. En el campo de la poesía épica, se encuen­tra la gran figura de Homero (http://es.wikipedia.org/wiki/Homero), presunto autor de la gran epopeya de Troya (“La Ilíada”) y el retorno de Ulises a su patria (“La Odisea”). También en el campo de la épica, se mueve el gran Hesíodo (http://es.wikipedia.org/wiki/Hesiodo), autor de la Teogonia, obra de carácter mitológico de inapreciable valor. En la poesía lírica, que se acompañaba de música y danzas, destacan Anacreonte, que exalta los placeres de la mesa, del vino y del amor; Píndaro (http://es.wikipedia.org/wiki/Pindaro), el poeta de la gloria y la victoria, y la primera poetisa que registra la historia: Safo de Lesbos (http://es.wikipedia.org/wiki/Safo_de_Lesbos).

El teatro. La tradición vincula el origen del teatro con las fiestas que se celebraban en honor de Dionisio, con motivo de la vendimia. Estas fiestas eran de carácter colectivo. En ellas se interpretaban canciones y danzas en honor del dios del vino. Los actores solían apa­recer vestidos con pieles de machos cabríos (trasgos); de ahí el nombre de tragedia. Ade­más, se cubrían el rostro con una máscara en que aparecían los rasgos más acusados del personaje que interpretaban. La tragedia cons­tituye el más alto aporte de la cultura griega a la historia de la literatura. Esquilo (http://es.wikipedia.org/wiki/Esquilo) fue llamado el "padre de la trage­dia". Los diálogos se desarrollaban en sus comienzos entre un coro y el prota­gonista, que le contestaba. Esquilo redujo el coro e introdujo un segundo personaje. Sus obras (Los persas, Los siete contra Tobas, La Orestíada, etc.) son de contenido histórico-mítico. Fue el verdadero maestro de la tragedia griega, en la que se agitan las pasio­nes con gran intensidad. Sófocles dio a la tragedia su perfección defi­nitiva. Introdujo un tercer personaje y reforzó la importancia del coro. Las obras surgen a partir de la psicología de los protagonistas. Su trilogía de Edipo (Edipo rey, Edipo en Colonna y Antígona) se considera como la obra maestra del arte trágico en Grecia. Eurípides (http://es.wikipedia.org/wiki/Euripides) aprovechó los resortes dramáti­cos de la tragedia para expresar la desilusión de sus personajes ante el mundo y los dioses. La acción de sus obras se centra en el hombre común y la vida cotidiana: Medea, Hipólito coronado, Las troyanas.


La comedia tuvo también su origen en las fiestas dionisíacas. El primer comediógrafo del que se tienen noticias completas fue Aristófa­nes (http://es.wikipedia.org/wiki/Aristofanes) quien, con una gran libertad y en tono satírico, criticaba aspectos de la vida política, las costumbres, los filósofos, las modas, etc. Entre las comedias que se han conservado de él destacan Las nubes y Lisístrata.

La oratoria. En Grecia y, en especial, en Atenas, la elocuencia o el arte de hablar bien, era de gran importancia. Un lugar desta­cado entre los oradores griegos ocupó Demóstenes (http://es.wikipedia.org/wiki/Demostenes), que vivió en la época en que Macedonia, pequeño estado del norte de Grecia, amena­zaba con dominar a su patria. Sus discursos más famosos fueron pronunciados contra Filipo, rey de Macedonia, y recibieron el nombre de filípicas.

La arquitectura, equilibrio y proporción. Al igual que los filósofos buscaban afanosamente la verdad, los artistas perseguían la representación de la belleza tal como la percibían en la naturaleza, de manera que la belleza vino a ser el equivalente artístico de la verdad. Frente a lo colosal del arte oriental, el griego se caracterizaba por la búsqueda del equilibrio y la proporción entre los diversos elementos arquitectónicos, así como la armonía y belleza del conjunto. Los templos eran la representación más genuina de la arquitectura griega. El esquema básico de un templo griego consistía en un rectángulo de mármol sobre el que se apoya­ban las columnas que sostenían los arquitra­bes. El tipo de columna determinaba los llama­dos "órdenes clásicos": dórico, jónico y corin­tio.



El teatro, nacido en Grecia como género literario, aparece también como edificio para albergarlo. Constaba de tres elementos: la es­cena, la orquesta (de planta circular reserva­da para el coro delante de la escena) y la gradería semicircular (hemiciclo) para el públi­co. El teatro más conocido fue el de Dionisio en una de las laderas de la Acrópolis de Atenas. Parecido al teatro, el odeón se reservaba para audiciones musicales. En el estadio, de planta rectangular y grade­ría, se celebraban juegos deportivos, a los que tan aficionados eran los griegos. El hipódromo, parecido al estadio, se dedicaba a las carreras de caballos y carros.

La escultura: belleza y proporciones. La escultura griega destacó por su afán natu­ralista. Las estatuas constituyeron un verdadero estudio del cuerpo humano, en reposo o en movimiento, entregándose a la repre­sentación del hombre en la plenitud de su per­fección corporal. El material preferido por el escultor griego era el mármol blanco, al que seguía en importancia el bronce. En la evolución de la escultura griega se distinguen tres períodos (arcaico, clásico y helenístico). El Período arcaico (siglo VIl y VI a. C.) fue una etapa de aprendizaje. El escultor luchaba por la conquista del cuerpo humano y la expresión del rostro; pero las figuras eran algo hieráticas y faltas de movimiento.

Período clásico (siglos V y IV a. C.). El carácter común a estas obras fue la perfección en las formas, consecuencia de un profundo conocimiento anatómico. Los temas que inter­pretaban están dotados de armonía y sereni­dad. Fue el período de las grandes figuras co­mo Mirón (http://es.wikipedia.org/wiki/Miron), Policleto (http://es.wikipedia.org/wiki/Policleto) y Fidias (http://es.wikipedia.org/wiki/Fidias), en el siglo V a. C. El más antiguo fue Mirón, broncista, profundo conocedor de la anatomía, obsesionado por el movimiento. Ambas características se ilustran en sus dos obras principales: "el Discóbolo" y el grupo de "Atenea y Marsias." Policleto además de gran ejecutor, fue teó­rico de la escultura. Fue el investigador de la proporción justa y la medida. Creyó expresar en su "Doríforo" (atleta portador de una lan­za) las proporciones ideales del cuerpo hu­mano (siete veces la medida de la cabeza). De ahí el nombre de Canon con el que se conoce también a esta obra magistral.



Con Fidias, la perfección de la escultura griega, en búsqueda de la belleza ideal, llegó a su culminación. El Período helenístico, posterior a la muer­te de Alejandro Magno (323 a. C.); perduró en el Imperio Romano. En este período, el escultor posee una sensibilidad nueva que buscaba más los valores humanos que la perfección física, y que prefería la expresión dramática a la serenidad espiritual.


La pintura y la cerámica. Ninguna obra pictórica griega ha llegado hasta nosotros. Por textos conocemos la personalidad de varios pintores como Polignoto, Zeuxis y Parrasio. El más moderno fue Apeles (http://es.wikipedia.org/wiki/Apeles), pintor de Alejan­dro. Por la decoración de las piezas cerámicas (tan abundantes) se puede enjuiciar la pintura griega con más seguridad. Entre los siglos VIII y VIl a. C., la decoración que predominó fue la geométrica. Vino luego el estilo oriental de la cerámica de Corinto, con decoración fundamentalmente animalística y policroma. A partir del siglo VI, y en Atenas, comienza a representarse la escena humana y mitológica, con la que se documentan muchos aspectos históricos de Grecia.



d) La educación y el desarrollo armónico de la persona.

La educación, como un desarrollo armónico de todas las potencialidades positivas del nom­bre, ha sido otro de los aportes más significa­tivos de los griegos al mundo occidental. El ciudadano ateniense basaba la perfección humana en la belleza física externa, armoni­zada con la bondad interior. Los niños permanecían con sus familias has­ta los siete años. Después, debían acudir a la escuela acompañados por el pedagogo, habitualmente un esclavo. El pedagogo se limitaba a llevar al niño diariamente de la casa a la escuela. Allí, bajo la dirección del preceptor o maestro, los pequeños aprendían a leer y escri­bir. El niño asistía a las clases del citaris­ta, que le enseñaba a tocar la cítara y adaptarse al ritmo musical. Los poemas homéricos eran la base de la enseñanza: los alumnos debían aprender de memoria exten­sos trozos de estos libros. El heroísmo, el amor a la patria, el sentido de la amistad, eran virtu­des analizadas a través de su lectura y debían constituir ideales de vida de los atenienses. Cuando el joven tenía más edad, ingresaba al gimnasio con el fin de desarrollar sus cualidades físicas, a las que los atenienses daban un especial relieve. La mayor preocupa­ción por la educación física comenzaba a los 14 años. Los jóvenes realizaban sus ejercicios físi­cos bajo la dirección de un maestro especial. “Mente sana en cuerpo sano”, era el ideal educativo de los griegos. La educación superior llegó a alcanzar en Atenas un brillo extraordinario, con escuelas tan famosas como la Academia (http://es.wikipedia.org/wiki/Academia), en que ense­ñaba Platón, o el Liceo (http://es.wikipedia.org/wiki/Liceo), a cargo de Aristóteles. La educación de la mujer era muy diferente. Sólo recibía la que se le otorgaba en el hogar. Vivía recluida en el gineceo, segundo piso de la casa: se desarrollaban en ella las virtudes domésticas y se la preparaba para el matri­monio.


2.- La Transmisión del Legado Cultural Griego.

En el siglo V. a. C. los griegos dieron forma a una cultura clásica, cuyos valores se han trans­mitido de generación en generación. La herencia griega ha sido extraordinaria. Además de la fe en el hombre, su arquitectura, su escultura, sus obras literarias, su educación, su sistema democrático de gobierno, han sido imitados en épocas posteriores. Podemos afir­mar que su influencia se ha extendido hasta el presente. Los griegos difundieron su forma de vida a través del mundo mediterráneo estableciendo colonias en sus costas. Alejandro el Grande
(http://es.wikipedia.org/wiki/Alejandro_Magno) se encargó de diseminar las ideas griegas por el Oriente y, más tarde, los romanos, conquista­dores de Grecia, admiraron los valores de los hombres a los que habían sometido, de modo que los incorporaron a su propia forma de vida. Siglos después, los filósofos cristianos recogie­ron también las ideas de la Hélade y las desarrollaron en su teología.

En el siglo XVI d. C. los sabios del Renacimiento desenterraron e hicieron revivir a los escritores griegos y se dejaron influir profun­damente por ellos. A partir de ese momento, la educación de un joven se consideraba incom­pleta si no traducía de los originales o al me­nos leía a los diversos autores clásicos griegos. Hoy, muchos de los problemas que se plantean los pensadores deben su origen y tienen sustento en el aporte de la civilización griega.



EVOLUCION POLITICA


La evolución política por que pasaron las polis griegas, culminó en la democracia, uno de los más grandes legados que Grecia deja a la posteridad. Atenas, la capital del Ática, elaboró el modelo más perfecto de democracia.

1.- De la Monarquía a la Aristocracia.

En un comienzo Atenas estuvo gobernada por una monarquía. Los reyes de Atenas se consideraban descendientes de los dioses. Ellos no sólo dictaban las leyes y las ejecutaban, sino que también presdiían el culto religioso, eran jueces y en tiempos de guerra comandaban las fuerzas militares. A pesar de que el rey era el supremo gobernante, no gozaba de un poder absoluto, sino que reinaba más bin como un rey feudal. Se reunía en su palacio con el Consejo de los jefes y grandes de las tribus, las fratrías y los clanes, para discutir con ellos los asuntos comunes y convocaba la asamblea del pueblo. esta ratificaba sin discusión las resoluciones del rey y del Consejo.

En el curso de los siglos, su poder se fue debilitando. Hacia el 900 a.C. la monarquía fue suplantada por un régimen aristocrático. La monarquía fue convertida en cargo electivo y sus funciones fueron repartidas entre nueve magistrados o arcontes. Se conservó el título real, pero el arconte-rey o basileus se mantuvo solamente como una especie de gran sacerdote. A su lado, se colocó al arconte polemarca encargado de ejercitar a los hombres para las tareas militares y la guerra, conducir los ejércitos y cuidar de la seguridad interna. El arconte epónimo daba su nombre al año y constituía el primer personaje y representante del Estado. Posteriormente a estos tres, se le agregaron seis tesmotetes encargados de cooperar con aquellos y de velar por el cumplimiento de las leyes (683 a.C.). El mandato de los arcontes duraba un año y eran elegidos por una Asamblea dominada por los nobles o eupátridas (bien nacidos) que eran ricos terratenientes (http://es.wikipedia.org/wiki/Eupatridas).


Había además, un Tribunal Supremo con el nombre de Areópago (colina de Ares, don­de sesionaba este Consejo) que tenía funciones de contralor de la constitución, guardián de los reyes, supervisor de los arcontes y de administración y supervisión de las elecciones de los arcontes por la Asamblea . Los eupátridas establecieron de este modo, el gobierno de la aristocracia (el “gobierno de los mejores”), distribuyéndose los cargos de gobierno.

A partir del siglo VII debido a una transformación económica por el uso de la moneda, la colonización, la navegación, el comercio internacional, las industrias, etc. Estos cambios trajeron una transformación social. Muchos individuos de origen modesto se enriquecieron y formaron una plutocracia de nuevos ricos, que no tardó en unirse a la aristocracia, reforzando así el régimen oligárquico o gobierno de unos pocos. A partir de entonces, la masa popular descontenta comenzó a exigir reformas tales como la dictación de leyes escritas, la abolición de las deudas, la reforma agraria y el derecho a intervenir en el gobierno.

2.- Las Reformas de Dracón y Solón.

Un noble llamado Dracón (http://es.wikipedia.org/wiki/Dracon) fue designado con amplio poderes para el cargo de dictador legal o legislador (621 a.C.). Este puso por escrito las antiguas leyes promulgando el Código de Dracón, tan severo que se ha dicho que fue “escrito con sangre”, y entregó la administración de justicia que estaba en manos de los eupátridas, al Estado. El conocimiento de las leyes dejó de ser privilegio de una sola clase, aunque ahora su escrituración, las hizo más rígidas e implacables.

Sin embargo, la situación de los campesinos continuó igual: muchas veces eran vendidos como esclavos, ya que no podían pagar sus deudas. esto desencadenó de nuevo la violencia.

Al aumentar el descontento, se eligió arconte a Solón (http://es.wikipedia.org/wiki/Solon) y se le encomendó la misión de dar a Atenas una nueva constitución (594 a.C.). Solón, noble de tendencias moderadas, realizó una serie de reformas sociales, políticas y económicas bajo el lema "la ley es rey":

a) Abolió las deudas ("sacudida de cargas") y concedió la libertad de los que habían quedado como esclavos a consecuencias de ellas, desvalorizó la moneda en 1/3, prohibió prestar dinero con garantía de la persona del deudor e inició la explotación estatal de las minas de plata del Monte Laurión para financiar obras públicas y la creación de una escuadra.

b) Abolió los mayorazgos para subdividir la tierra, fuese por herencia o venta.

c) Fijó un límite a la cantidad de tierras que podía poseer cada persona, adoptó una moneda nacional, y estableció un nuevo sistema de pesos y medidas, facilitando así el comercio y la adquisición de riqueza.

c) Dictó un código más humano y creó la Heliaia, tribunal formado por jurados elegidos por sorteo.

d) Creó la Bulé o Consejo de los 400 a fin de que preparara los proyectos de ley o “probulemas” que se sometían a la discusión y aprobación de la Ecclesia.

e) Reformó la Constitución para dar intervención proporcional en el gobierno a la mayor parte de los atenienses. Para esto clasificó a los ciudadanos en cuatro clases, estableciendo un sistema timocrático o basado en el dinero. Los de la primera, podían ser elegidos para todos los cargos; los de la segunda y de la tercera para los de la Heliaia y la Bulé, los de la cuarta quedaron excluidos de todos ellos pero en cambio no pagaban impuestos ni hacían el servicio militar.

De esta manera, Solón conservó los arcontes, pero el poder de ellos fue limitado por los organismos nuevos: la Bulé, la Ecclesia y la Heliaia. El principio inmovil de la sangre quedó reemplazado por el principio dinámico de la riqueza estableciendose una plutocracia que implicaba una jerarquización de los deberes y derechos según la riqueza.


3.- La Tiranía.

Las reformas de Solón no lograron poner fin al descontento y de esta situación se aprovechó un noble llamado Pisístrato (http://es.wikipedia.org/wiki/Pisistrato) para asumir la tiranía en Atenas. Su gobierno aunque fue una tira­nía, generó un perío­do de bienestar material y de progreso. Alivió la situación de los campesinos, fomentó el co­mercio y la industria y hermoseó a Atenas.

Pisístrato falleció en 527 a.C., sucediéndole sus hijos Hipías (http://es.wikipedia.org/wiki/Hipias_(tirano) e Hiparco (http://es.wikipedia.org/wiki/Hiparco_de_Atenas). Este fue asesinado y su hermano derribado del poder por las clases altas que contaron con la ayuda de Esparta (510 a.C.).


4.- Las Reformas de Clístenes.

Tras la caída de Hipías sobrevino una guerra civil, tras la cual recayó el poder en Clístenes (http://es.wikipedia.org/wiki/Cl%C3%ADstenes_de_Atenas) que se apoyaba en el partido del pueblo (507) e inició una reforma política profunda con la idea de impedir la vuelta de la tiranía y la restauración oligárquica. De esta manera, acabó con la obra iniciada por Solón y dio forma definitiva a la primera constitución democratica de la Historia Universal.

Durante su gobierno realizó las siguientes reformas:

a) Abolió las cuatro clases antiguas y las reemplazó por 10 tribus. Cada tribu elegía 1 arconte, 50 buleutas y 1 estratego.

b) Elevó el número de arcontes a 10 y el número de los miembros de la Bulé a 500, así como hubo 10 estrategos o jefes militares.

Durante el gobierno de Clístenes, se instituyó la práctica del ostracismo (http://es.wikipedia.org/wiki/Ostracismo) por la que la Asamblea podía decidir el destierro de un individuo cuya actividad política no fuese del agrado del pueblo requiriendo el voto favorable de 6.000 ciudadanos.


5- La Democracia.

En el siglo V a. C. llamado también el “siglo de oro” se destacó Pericles (http://es.wikipedia.org/wiki/Pericles) como uno de los estadistas más notables de Atenas. Reelegido como estratega por muchos años, consolidó la democracia y en lo económico, Ate­nas se colocó a la cabeza de un imperio maríti­mo. En lo cultural y artístico, Atenas logró la madurez y alcanzó la primacía por sobre las otras ciudades de la Hélade, llegando a consti­tuir un modelo de cultura para las generaciones posteriores, es decir, dio forma a una cultura clásica.

Pericles intro­dujo algunas reformas que contri­buyeron a afianzar la democracia. Los arcontes pasaron a designarse por sorteo, dando así posibilidad a todos de representación. Los diez estrategas o generales (uno por cada tribu de Ática) eran elegidos por un año por la Ecclesia y podían ser reelegidos. Al principio, eran sólo oficiales del ejército: con el tiempo se les confiaron misiones diplomáti­cas y funciones políticas. Estableció remuneracio­nes para los magistrados y funcionarios que hasta aquel tiempo desempeñaban sus funciones gratuitamente. Se facilitó, también, a los pobres, la asistencia a las fiestas y comi­das religiosas, y se les pagó la entrada al teatro.

Sin embargo, el concepto griego de democracia fue distinto al actual, pues:


a) Era aristocrática y conservadora. El demos o pueblo con derechos políticos no pasaba de ser una minoría, pues los esclavos y metecos carecían de tales derechos.

b) Fue directa y no representativa. Cada ciudadano intervenía personalmente en los asuntos de su polis con derecho a voz y voto.

c) La polis era una comunidad que absorbía al individuo. Antes que padre de familia y hombre de trabajo el griego era un servidor de la polis. El interés colectivo prevalecía sobre el individual.


d) La democracia helénica fue esclavista. Para ellos la libertad no era algo inherente al ser humano. Sólo los hombres libres podían llegar a tener derechos y a ser considerados personas.

Aún así, a pesar de todas limitaciones de la política, Grecia brindó a las democracias modernas preciosas lecciones y valiosos principios:

a) Crearon la política o arte de gobernar y de resolver los problemas del hombre en la sociedad.

b) El patriotismo o amor a la patria.


c) El concepto de ciudadano con derechos y obligaciones como opuestas al servilismo y a la esclavitud.


d) La idea de ley como expresión de la voluntad de la mayoría de los ciudadanos y no del capricho de un solo hombre.

6.- Imperialismo y Decadencia.

Grecia amó profundamente la independencia y la libertad. Por ellas luchó durante el siglo V contra la expansión persa entre los años 490 y 499 a. C. (Guerras Médicas).

Después de la vic­toria sobre los persas, Atenas se convirtió en árbitro del mundo griego. En el año 477 a. C., en plena guerra, las necesida­des que ella creaba llevaron a la constitución de la Liga de Délos (http://es.wikipedia.org/wiki/Liga_de_Delos) que acabó transformándose en un auténtico imperio ateniense. En 454 a. C., el teso­ro se trasladó de Délos a Atenas, que comenzó a tomar todas las decisiones y a cobrar tributos a los restantes miembros. En 425 a. C. formaban parte de la Liga más de cuatrocientas polis.


Al imperio ateniense poderoso por su flota y sus recursos finacieros, se opuso la Liga del Peloponeso (http://es.wikipedia.org/wiki/Liga_del_Peloponesouerte) fuerte por su numerosa infantería y encabezada por Esparta.


A partir de entonces, Atenas y Es­parta rivalizaron por conseguir el predominio sobre Grecia. Se enfrentaron en la Guerra del Peloponeso (431-404 a.C.) (http://es.wikipedia.org/wiki/Guerra_del_Peloponeso) en la que participaron todas las polis griegas y las colonias, agrupadas en uno u otro bando. El conflicto estalló cuando Atenas quiso extender su dominio hacia el Mediterráneo occidental y chocó con los intereses de Corinto, que llamó a Esparta en su ayuda. Tras años de lucha, Atenas fue derrotada en el combate naval de Egospótamos (405 a. C.) http://es.wikipedia.org/wiki/Batalla_de_Egosp%C3%B3tamos que le impuso la entrega de toda su flota, la destrucción de sus fortificaciones y la disolución de la Liga de Délos.


La hegemonía de Esparta no duró mucho tiempo, pues su régimen autoritario cansó a las otras polis y no pudo sostenerse frente a una coalición que organizó la ciudad de Tebas y que triunfó tras las batallas de Leuctra (371 a.C.) y Mantinea (362 a.C.). Luego, las guerras civiles dejaron agotadas a las polis, por su desunión, cayeron pronto bajo la dominación del reino de Macedonia, comenzando así el imperialismo macedónico.


Reforzamiento

1. ¿Cuáles son las características geográficas de Grecia?
2. ¿Cómo influyó la geografía en la vida de los antiguos griegos?
3. ¿A qué rama de pueblos pertenecieron los helenos o griegos?
4. ¿En qué años se produjeron las invasiones helénicas a Grecia? ¿A qué pueblos corres­ponden?
5. ¿A qué se llama colonización griega? ¿Cuáles fueron sus causas?
6. ¿Por qué se dice que la colonización era una ceremonia de culto?
6. ¿Qué era una polis?
7. ¿Qué era una anfictionía?
8. ¿Cómo se gobernaban las polis en su primera época? ¿Cuáles eran sus principales instituciones de gobierno?
9. ¿Cuál era el origen del mundo para los griegos. Explícalo. ¿Qué sentido tiene para ti esta explicación?
10. ¿Cuáles eran las principales características de la religión griega?
11. ¿Cuáles eran los principales dioses? ¿Qué representaban?
12. ¿Qué influencia ejerce la literatura griega en la literatura occidental? ¿En qué campos se manifiesta esta influencia?
13. ¿Por qué se considera a los griegos los padres de la Historia?
14. ¿Cuáles fueron los orígenes del teatro griego?
15. ¿Cuál era el triple ideal filosófico de los griegos clásicos? ¿A qué filósofos corresponde principalmente el haber elaborado dicho ideal?
16. ¿Por qué es cierta la expresión "la ciencia es la hija predilecta de la filosofía"?
17. Explica las corrientes filosóficas más sobresalientes de la época helenística.
18. ¿De qué modo se busca la belleza como meta del arte griego?
19. ¿Cuáles son los elementos fundamentales de la producción arquitectónica griega? Describe las principales diferencias entre los tres estilos monumentales de la arquitec­tura griega.
20. ¿Cuántos periodos comprende el proceso evolutivo de la escultura griega? ¿Qué rasgos fundamentales presenta cada uno de ellos? ¿Cuáles son los ejemplos más sobresalientes de cada uno?
21. ¿Qué aspectos destacados tuvo la pintura griega?
22. ¿Quién fue Homero?, ¿Cuál fue su importancia?
23. ¿Qué legisladores atenienses ayudaron a alcanzar la democracia?
24. ¿En qué consistió la división territorial establecida por Clístenes?
25. ¿Qué diferencias había entre la Bulé y la Ecclesia?
26. ¿Qué característica tuvo la democracia ateniense durante el gobierno de Pericles?
27. ¿Cuál es una definición correcta de los conceptos de polis, democracia, tiranía y aristocracia, tal como los entendían los griegos?
28. ¿Qué fue la Liga de Délos? ¿Qué importancia tuvo para Atenas?
29. ¿A qué causas fundamentales se debió la sucesiva hegemonía de Atenas, Esparta y Tebas en el mundo griego?
30. ¿Qué fue la Academia?, ¿quién la fundó? ¿Por qué, además de la Academia o el Liceo, los jóvenes griegos frecuentaban el Gimnasio?
31. ¿Qué educación recibía un joven ateniense? Compárala con la que recibe un joven de hoy en nuestro país.

Relaciona las siguientes frases con un personaje determinado:

1. Se le conoce como el Padre de la Historia.
2. Descubrió la rotación terrestre.
3. Los atenienses estimaron que sus enseñanzas eran peligrosas para la juventud.
4. Considerado uno de los siete sabios del mundo antiguo, esculpió la figura de Zeus.
5. Encontró la forma de medir los ángulos de un triángulo.
6. Padre de la Medicina, rechazó la idea de que la enfermedad era causada por poderes mágicos.
7. El hombre es la medida de todas las cosas.
8. La verdad, la bondad y la belleza son una misma cosa.
9. Mente sana en cuerpo sano.





















1 comentario:

Orgullo obrero dijo...

esta muy completa la epoca y civilizacion griega,me a servido bastante.
felicitaciones!